Este cuento escrito por mi hija (10 años) para 3º Concurso Nacional de Cuentos. (Cerita ini telah ditulis oleh anakku (10 tahun) untuk Pertandingan Menulis Cerita Peringkat Kebangsaan Kali Ketiga)

Una vez Juliana vio un chico que se había convertido en una chica. Juliana se quedó mirando al chico y pensó; aquel chico era muy raro. El chico venía del Mundo al Revés que era el país más conocido del mundo, y estaba en el bosque de Maravillas y allí pasó cosas maravillosas, por eso se llamaba el bosque de las Maravillas.

Un día, Juliana decidió ir al bosque de Maravillas. A ella le encantó pasear por el bosque, hasta se perdió por estar admirada de cosas nuevas y magníficas con impresionantes vistas que había allí que nunca las encontró en su vida. Por ejemplo, los unicornios que nadaban y los peces que volaban. Por casualidad, Juliana encontró El Mundo al Revés, y le parecía muy raro. Allí, Juliana observó que los alumnos eran profesores, y los profesores eran alumnos, los perros hablaban, y los hombres ladraban, los chicos estaban embarazados, y las chicas no, y etc.…

Allí, encontró el chico del Mundo al Revés, y se le acercó a Juliana y le preguntó; “¿Eh, cómo te llamas?´´ “Juliana´´, respondió asustada. Juliana tenía un poco miedo del chico. Le preguntó al chico; “¿Y tú, cómo te llamas?´´. El chico contestó; “Me llamo David´´. Juliana le siguió preguntado, “¿Pues, por qué eres medio chico, y medio chica?´´ Y el chico le contestó con orgullo; “Porque soy del Mundo al Revés´´.

Juliana quería conocer más sobre el Mundo al Revés, y  entró. Era precioso y Juliana pensó quedarse allí para siempre. David presentó Juliana a sus familias. Su padre era el rey y su madre era la reina. Ellos decidieron que Juliana podría quedarse y volver a su casa cuando ella quisiera, porque ella no era del Mundo al Revés.

Un año después, Juliana conoció el hada de los deseos, y sólo se podría pedir dos deseos. Como Juliana echó de menos muchísimo a su pueblo y su familia, pidió un deseo, que quería volver a su casa. El segundo deseo era, que ojalá sus padres estuvieran bien, porque, ella (Juliana) les quería mucho y no quería perderlos.

La petición de Juliana se cumplió. Entonces, volvió a su casa y encontró que sus padres estaban bien. Su madre le preguntó llorando; “¿Dónde has estado todos estos años, hija?´´ Contestó asustada; “He estado en el país del Mundo al Revés mamá´´. Juliana y sus padres se abrazaron con fuerza. Después de aquel día, Juliana nunca más fue al bosque ó a la ciudad sola. Su madre estaba asustada porque creyó que su hija se había perdido en una ciudad, u otro lugar pero en realidad ella estaba en el Mundo al Revés.

Juliana y su madre fueron a la ciudad para celebrar la alegría que acababan de tener. Mientras estaban andando, Juliana cantó esta canción:

había una vez,

un barquito,

chiquitito ..

Y así repitiendo una y otra vez, hasta llegaron a la ciudad. Allí, encontraron a un monstruo grandísimo y feísimo hasta que todos estuvieran asustados y los mayores casi fueran a morir. Luego, los policías mataron al monstruo, y todo volvía a la normalidad. Todos agradecieron a los policías, porque los habían salvado. Juliana se alegró muchísimo y tenía un gran deseo que esperó que se cumpliera. Quería que todas sus familias se unieran y vivieran en alegría. Colorín, colorado, este cuento, se ha acabado.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *